La importancia del implementador ERP

      No hay comentarios en La importancia del implementador ERP

El avance de la tecnología en el mundo empresarial hace que los sistemas ERP tengan una vida limitada, lo que supone una substitución del software a largo plazo para poder ser más competitivos. La implementación de un nuevo ERP es un paso complejo, debido a una inversión elevada tanto monetaria como de tiempo y la elección de un experto que analizara y configurara el programa, personalizándolo según las necesidades de la empresa. Dicho proceso puede demorarse unos meses, por la implementación y por la adaptación de los trabajadores que deberán aprender el funcionamiento del nuevo ERP para poder ser más productivos.

Aspectos importantes para elegir un implementador de software ERP

  • Seleccionar primero el software y luego implementador: Si se busca la mejor solución para la empresa deberemos saber las prestaciones de los diferentes softwares que barajamos implantar, una vez seleccionemos el programa es cuando escogemos el implementador. Pudiendo cumplir mejor las funciones de la empresa. Una vez sabemos el programa podemos averiguar cuáles son los mejores implementadores.
  • Obtener información de los diferentes implementadores: Solicitar referencias para saber la forma en la que manejan las situaciones, estudiar sus casos de éxito, conocer su estado financiero con la finalidad de saber si son estables.
  • Servicios adicionales post implementación: Conocer los servicios post implementación del implementador logrando optimizar la inversión y explotar la solución. Es importante saber todos aquellos servicios que te pueden ofrecer, exprimiendo al máximo el coste de la instalación.

Es importante escoger el programa adecuado, pero más importante es el implementador. Es vital asegurarse que la empresa encargada de implementar la solución ERP tiene la experiencia adecuada pudiendo disponer de su apoyo cuando hay inconvenientes. La empresa que se escoja como socia será una parte importante en la organización para su correcto desarrollo. Por lo tanto, hay que procurar estar en buenas manos.

Hay una serie de elementos clave que debes tener en cuenta una vez elijas al implementador, las más importantes son:

  • Experiencia en implementaciones: Tener la garantía que el implementador proporcionará el mejor asesoramiento debida a su experiencia en el sector y que ofrecerá la ayuda necesaria adecuada en el momento adecuado.
  • Zona geográfica cercana: Una buena forma de poder solucionar los posibles problemas que surjan es tener a tu socio cerca, solventando los errores lo más rápido posible para poder realizar la actividad con normalidad.
  • Expectativas de innovación del programa: Informarte si el implementador conoce la visión futura del proveedor del programa, saber si se puede beneficiar de las futuras innovaciones, con el objetivo de ver si se adapta a nuestros planes de negocio
  • Acceso al código fuente: Negociar la posibilidad de acceder al código fuente pudiendo así modificarlo si se cambia de partner, aunque normalmente no se da.

Además de revisar la experiencia, certificaciones y consultar el mercado es muy importante aclarar los servicios desde el inicio evitando malos entendidos y minimizando riesgos. Para lograr una instalación exitosa es importante que la empresa tenga unas personas encargadas de la implementación. Estas personas se encargarán de garantizar que se cumplan los aspectos acordados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *