¿Por qué deberías centralizar tu información con un ERP?

El ERP es una herramienta que utilizan las empresas para que los diferentes departamentos tengan acceso a la misma información.  Los empresarios deben de tener en cuenta que, aunque haya diversas divisiones en los negocios y que cada una de ellas busque cumplir sus objetivos particulares, lo vital es cumplir el objetivo global de la organización, yendo así todos en una misma dirección para llegar a la meta.

La necesidad creciente de la coordinación de los diferentes departamentos como podrían ser: compras, ventas, marketing y administración hace que surja la necesidad de tener un mecanismo para conseguir una buena compenetración entre las áreas.

Para conocer la gran ventaja que nos ofrece esta herramienta, primero debemos conocer la diferencia que hay entre el ERP y el software de gestión.

El ERP permite que todas las informaciones estén disponibles en todos los procesos en cualquier momento de manera centralizada, en cambio un software de gestión es un programa independiente que no comparte base de datos, donde normalmente cada proceso empresarial utiliza el suyo propio. Donde uno de los problemas que suele surgir es que la información se duplique.

Beneficios de las empresas que deciden implantar un ERP

  • Adaptación a las necesidades de la empresa: Previo análisis de un profesional, el cual implante un ERP que se adapte a la organización y no al revés.
  • Integración con los miembros de los diferentes procesos y mejor comunicación interna: Permiten obtener más información en los diversos departamentos con la finalidad de ajustarse mayor a las necesidades del cliente, gracias a una mejora en la comunicación entre ellos.
  • Mayor control y seguimiento: Facilita el seguimiento del producto a través del programa. Desde el principio hasta el final, pudiendo obtener dicha información los diferentes miembros de la organización.
  • Mínimas duplicidades: La obtención del mismo software en las diferentes divisiones ayuda a que no se hagan las mismas tareas varias veces.
  • Mejor toma de decisiones: Al conseguir mayor información y de mejor calidad debido a la disminución de los errores se pueden tomar decisiones más acertadas
  • Menor coste, mayor competitividad: La reducción de errores y la disminución de tareas duplicadas permiten aumentar el margen de beneficios debido a la reducción del coste unitario.

La implementación de dicha herramienta nos servirá para lograr el máximo grado de compenetración, aprovechando la información de cada una de las áreas para realizar las tareas con la mayor eficacia posible y consiguiendo así que la empresa sea más competitiva.